viernes, 19 de mayo de 2017

Los dos sadhús

Una leyenda india cuenta la siguiente historia de dos sadhús:
Uno de ellos, que había sido inmensamente rico, renunció a  sus riquezas para seguir la senda de la iluminación. Sin embargo, su familia seguía cuidándose de él y le mandaba criados para que le sirvieran.
El otro sadhú, por el contrario, después de la renuncia, sólo disponía de una piel sobre la que meditar y una escudilla para recoger el alimento que la buena gente caritativa le dejaba.
El sadhú pobre reprochaba al sadhú rico el hecho de que no fuera capaz de renunciar a todas las comodidades, poniéndose él como ejemplo de coherencia y rectitud. En vista de que el reproche era continuado y muy molesto, el sadhú rico propuso al sadhú pobre peregrinar juntos a las fuetes de Ganjes y éste aceptó.
Se pusieron en camino y, después de algunas horas, el sadhú pobre se detuvo nervioso y le dijo así a su compañero: “Perdona, he de volver, olvidé mi piel y mi escudilla.”

El sadhú rico le miró en silencio por un instante, sonrió y al fin le dijo: “¿Me reprochaste por mucho tiempo mi incoherencia en la renuncia y ahora tú no eres capaz de renunciar a tu piel y a tu escudilla? Tú dependes de las cosas mucho más que yo.”

Resultado de imagen de sadhús
Imagen: https://www.google.es

viernes, 12 de mayo de 2017

ARGO Y ARGONAUTAS

Con la madera del roble sagrado del oráculo de Zeus se construyó un barco para el viaje de Jasón. Se le puso el nombre de Argo y Jasón reclutó a una tripulación conocida como los Argonautas. Entre ellos iban algunos héroes famosos como Orfeo, Heracles y Peleo.
Se quedaron un tiempo en la isla de Lemnos, donde se enamoraron de la belleza de sus mujeres. En la isla de los misianos perdieron a Heracles, pues una ninfa del mar sedujo a su amigo Hilas y Hermes fue en su busca.

Resultado de imagen de Los argonautas

FINEO Y LAS ARPÍAS

Más tarde se encontraron con el profeta ciego Fineo, que se ofreció a ayudarles si eran capaces de destruir a las arpías que eran unas aves con cabeza de mujer que les picoteaban y les dejaban un barro nauseabundo. Calais y Zetes, dos argonautas consiguieron ahuyentar a las arpías.
Después tuvieron que atravesar Las Rocas Azules. Estas rocas se acercaban y aplastaban a todo el que pasaba entre ellas. Fineo enseñó a Jasón cómo esquivarlas. Envió un pájaro para que pasara entre las rocas. Éstas se cerraron y, en el m omento que volvieron a abrirse, pasaron a toda velocidad sin darles tiempo a volverse a cerrar.

Resultado de imagen de Fineo y las arpías

JASÓN Y MEDEA

Como el rey de Colchis no quería entregarles el Vellocino, propuso a Jasón el reto de arrear un par de toros que soltaban fuego y los utilizara par arar la tierra y echar los dientes de una serpiente, de los que brotarían unos guerreros armados.
Para llevar a cabo este reto, Jasón se ayudó de la hechicera Medea, que se había enamorado de él. Jasón pidió a Orfeo que tocara la lira y la serpiente que guardaba el Vellocino se durmió y pudo robarlo. Así pudo volver triunfante a Yoclos junto a Medea.
En el viaje de regreso, tuvo que enfrentarse con muchos de los monstruos que ya se había enfrentado Ulises, como Escila, Caribdis o las Sirenas. También hubo de enfrentarse con el gigante de bronce Talos. Éste estuvo arrojando rocas al barco Argos hasta que Medea lo mató con la mirada. 

Resultado de imagen de Jason y Medea

JASÓN - SU FINAL


Sobre la vida posterior de Jasón hay varias variantes. Una leyenda dice que Jasón se cansó de Medea y se prometió con Creusa, hija del rey Creonte. Medea tramó vengarse, pues en su día Jasón le había prometido fidelidad. Como regalo de boda mandó para Creúsa un vestido nupcial, que espació en sus venas un fuego abrasador. El fuego arrasó todo el palacio, mientras Medea inmolaba a los hijos que había tenido con Jasón y se fue por los aires, montada en un carro maravilloso, regalo del Sol.

Resultado de imagen de Jason y  Creusa
Imágenes: https://www.google.es

viernes, 5 de mayo de 2017

El “Sadhú” en la religión hindú

La religión hindú establece el camino que el hombre ha de seguir para conseguir la iluminación interior. Es un camino de ascesis y penitencia que se ha de llevar a cabo, a lo largo de cuatro etapas o fases: estudiar, ser padre, ser peregrino y ser sadhú.
El sadhú es una especie de monje que ha sabido renunciar a todo lo material. Vive en sociedad, ignorando tanto los placeres como los dolores de la vida y renunciando a cualquier tipo de negocio y a cualquier lazo familiar y social. Por imitación del ascetismo de Shiva, llegan al estado de iluminación.

Son reconocidos porque suelen llevar un tridente, se pintan en la frente tres rayas con ceniza v se visten con túnicas color azafrán, para significar que son bendecidos con la sangre de Parvati la esposa de Shiva.

Resultado de imagen de sadhú
Imagen: https://www.google.es

viernes, 28 de abril de 2017


JASÓN

A Jasón le correspondía legítimamente ser rey de Yolcos, pero su tío Pelias le arrebató el trono cuando Jasón era un niño. Jasón fue educado por el centauro Quirón, quien le enseño la medicina como a todos sus discípulos. Cuando se hizo mayor quiso volver para exigir sus derechos al trono. Vestía con una piel de pantera, llevaba una lanza en cada mano y llevaba descalzo el pie izquierdo.
Cuando Pelias le vio, no le reconoció, pero tuvo miedo, pues un oráculo le había avisado de que desconfiara del hombre que llevase un solo pie calzado. Así que cuando Jasón se acercó a Pelias, éste le prometió que heredaría el trono si era capaz de ir a Colchis y robar el Vellocino de Oro, la piel del carnero que había transportado a Frixo por los aires.

El relato del viaje de Jasón y los argonautas y las aventuras con motivo del robo del Vellocino de Oro es una de las más famosas historias de la mitología clásica.

Resultado de imagen de Jasón y Pelias
Imagen: https://www.google.es

viernes, 21 de abril de 2017

El Indio del Agua (En República Dominicana)

Los Indios de las Aguas son también seres que habitan las profundidades de los ríos y los lagos. Se dice que la leyenda proviene del “cemí” llamado Opiyelguobirán que se fugó del control de un cacique, para dirigirse a una laguna de la que nunca volvió.

Estos “Indios” bellos y de cuerpo perfecto, son para unos, seres  buenos y sabios de la las prácticas de la medicina natural, mientras que para otros son seres peligrosos, celosos guardianes de los ríos y lagos, que no dudan en embrujar a quienes se acercan a estos lugares.

Resultado de imagen de El Indio del Agua leyenda
Imagen: https://www.google.es